Downhill

El downhill es un deporte precioso y vibrante. Nos ofrece una experiencia y sensaciones únicas: tú y tu bici, bajadas trepidantes y una descarga brutal de adrenalina. En este artículo queremos daros algunos consejos para aquellos que queréis lanzaros a comenzar a practicar downhill, para que podáis hacerlo desde el principio con las máximas condiciones de seguridad posibles y con una mínima técnica que os haga disfrutar desde un primer momento. ¡Descendiendo!

1.- Elige el equipo adecuado. Qué duda cabe que elegir una bicicleta apropiada para esta actividad es providencial, pero también el resto de accesorios: casco integral, guantes, gafas de protección, rodilleras, coderas… Lo mejor es consultar con una tienda especializada, que podrá asesorarnos a escoger el mejor material, dentro de nuestas posibilidadades y de el uso específico que vamos a darle. También es importante asegurarnos antes de comenzar nuestra ruta que todos los elementos de la bicicleta se encuentran en un estado óptimo. frenos, manillar, bloqueos de las llantas y zapatas.

2.- Inspecciona el terreno, no te lances a la aventura. Examina con detenimiento tu ruta: desniveles, obstáculos, recorrido… No queremos más sorpresas de las necesarias mientras estamos realizando el descenso, así que conviene conocer de manera exhaustiva el terreno por donde nos vamos a mover. La primera vez que descendamos con nuestra bici, debemos hacerlo a una velocidad baja, para superar sin problemas cualquier imprevisto. Además, es una buena manera de realizarte un mapa mental del recorrido y estar preparado para sucesivos descensos.

Downhill

3.- Frenado: El 70% ha de realizarse con el freno delantero y el 30% con el trasero, que nos servirá para acomodar la bicicleta. Una vez más, recomendamos revisar los frenos antes y después de cada descenso, pues son una parte vital para nuestra seguridad.

4.- La postura lo es todo: Mira siempre hacia delante, pues esto es clave para anticiparte a los obstáculos del terreno. Mantén una postura lo más erguida posible, y procura estar en una posición relajada, nunca tensa. Mientras más tenso estás, menos control tienes sobre la bici. Si crees que hay una parte del recorrido que no vas a poder realizar de manera segura, es mejor bajarse de la bicicleta que intentar el tramo con tensión y una postura rígida.

5.- ¡Aprende y diviértete!: Cada sesión de downhill es una experiencia por sí misma. Aprenderás más realizando cualquier recorrido por ti mismo que lo que pueda enseñarte cualquier tutorial o video. De lo que se trata es de disfrutar con este deporte y de divertirse mientras descargas adrenalina. Lo más difícil es empezar: ¡lo demás viene rodado!

Esperamos que estos consejos te sean de utilidad a la hora de lanzarte a practicar downhill. Recuerda que puedes comprar nuestras camisetas con diseños exclusivos de downhill en nuestra tienda online.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *